Echemos la vista bastantes años atrás. Cuando alguien tenía la mala fortuna de perder uno o varios dientes tenía tres opciones: directamente quedarse “desdentado”; colocar un puente, dañando así los dientes sanos que sirven de apoyo, o usar una prótesis removible, la típica dentadura postiza que todos visualizamos metida en un vaso de agua. Conocer más sobre Aire Pulidora Dental

 

Afortunadamente hoy tenemos a nuestro alcance una cuarta alternativa estética y funcional: los implantes dentales. Se trata de piezas metálicas o “tornillos” de titanio o zirconio que se incrustan en el hueso maxilar de la boca para sustituir la raíz del diente perdido. Sobre esta raíz artificial se coloca la corona o funda, es decir la prótesis visible con función masticatoria (también puentes o dentaduras en función del número de piezas ausentes).

 

 

¿El resultado? Si el procedimiento es el adecuado, es prácticamente imposible diferenciar este “diente artificial” de los dientes naturales. En nuestra tienda online Athenadental puedes ver todos las turbina dental, contra ángulo dental, micromotor dental, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.

 

La colocación de estos implantes dentales se realiza a través de una intervención quirúrgica en la propia clínica dental, bajo anestesia local o sedación. Es por tanto, un procedimiento no doloroso.

 

Tras la colocación del implante en la mandíbula, se inicia un proceso de osteointegración, por el que el tornillo se integra en el hueso fijando una raíz firme y estable.

 

Normalmente el paciente tiene que esperar 3 meses hasta la colocación de las prótesis definitivas sobre estos implantes. No obstante, las últimas técnicas en implantología hacen ya posible que el paciente restaure su sonrisa en una sola sesión (Carga Inmediata). Te interesa Micromotor.

 

Una de las últimas novedades en el campo de la implantología es el uso de plasma rico en plaquetas. Seleccionando la parte de la sangre que más ayuda a la regeneración de los tejidos se acelera la reparación ósea, se reduce la inflamación y los tiempos de recuperación.

 

El procedimiento es ambulatorio, es decir que una vez terminado regresas a tu casa. Lo usual es que durante varios días persistan las molestias en la zona. Puede haber hinchazón, moretones o sangrado pero por lo general al día siguiente ya puedes continuar con tu vida normal. En algunos casos, por ejemplo, en implantología por carga inmediata, será necesario seguir una dieta blanda para asegurar la buena integración del implante.

 

¿Consejo para la salud bucodental de una boca con implantes dentales?. Olvida el implante y cuida tu boca de la misma forma en la que cuidarías tus dientes naturales. La higiene bucal y las visitas periódicas a tu dentista mantienen en buen estado tus dientes y encías, alejando el riesgo de padecer patologías como periodontitis o gingivitis y, por tanto, alargando la vida útil de los implantes dentales y las prótesis.

 

¡Muy importante! Si fumas, éste es el momento idóneo para dejarlo. Está comprobado que la nicotina dificulta la fusión del implante con el hueso aumentando el riesgo de fracaso de la osteointegración.

 

El anterior.